Yoga y Tai chi para el manejo del dolor: ¿Mito o realidad?

¿Qué dicen los estudios acerca de las terapias físicas y mentales?

Dolor crónico y “los otros tratamientos”.

Los padecimientos dolorosos y en especial, los dolores lumbares, cervicales y de cabeza, son muy frecuentes. Gran cantidad de personas tienen en algún momento alguno de estos dolores, y siempre es necesario un correcto diagnóstico, no minimizar los síntomas, y realizar un tratamiento integral por un profesional especializado.

También hay que tener en cuenta la naturaleza heterogénea del dolor, y las diferentes dolencias que lo puedan causar. Esto hace que este sea un campo de estudio muy amplio y su conocimiento muchas veces insuficiente.

Dicho esto, veremos en este y en sucesivos artículos, qué hay de cierto en algunos de los tratamientos que las personas realizan, como ser el yoga, tai chi, meditación “mindfulness’ o los masajes, entre otros.

Yoga

El yoga surge de la filosofía hindú. Los ejercicios incluyen control de la respiración, meditación y la adopción de posturas corporales específicas. Se practica ampliamente para el cuidado de la salud, la relajación y el control físico y mental.

Incorpora práctica de estiramiento y flexibilidad con entrenamiento de fuerza isométrica, es decir, mantener ciertas posturas, sin movimiento contra una resistencia.

Cuando inicié la búsqueda bibliográfica me sorprendió la gran cantidad de artículos que evalúan el efecto de esta disciplina sobre diferentes tipos de dolores.

Muchos de estos artículos son poco relevantes. Sin embargo hay otros que sorprenden por su calidad (al final del artículo están citados).
No obstante, el mayor problema suele ser el hecho de que los tiempos de ejercitación y frecuencias semanales son bastante dispares entre ellos, lo que hace difícil su comparación.

Los principales estudios parecen indicar que el yoga mejora la “función física” en el dolor lumbar y también parece ser efectivo para el alivio del dolor lumbar y músculoesquelético.

Este alivio se alcanza al practicar esta actividad durante 3 a 6 meses. Pero la mejoría no es espectacular, sino todo lo contrario. Y ciertas personas pueden no experimentar una diferencia importante luego de varios meses.

Lo que si es seguro, es que no genera problemas graves en el organismo ni empeora el dolor a largo plazo.

El mecanismo responsable del efecto del yoga todavía necesita ser aclarado. Algunos estudios sugieren que en realidad, es la meditación la que induce la analgesia. Principalmente atenuando el sistema de percepción del dolor medial, incluidas regiones de la corteza del cíngulo anterior y la ínsula; así como el sistema lateral, como la corteza sensorial secundaria y el tálamo.
También se cree que el mecanismo encefálico activado durante la meditación de yoga es muy similar al que se activa en individuos que meditan pero que no practican yoga.

Más allá del dolor lumbar, que es uno de los dolores más estudiados, el dolor musculoesquelético en general y algunas cefaleas también parecen mejorar luego de practicar por algunos meses esta disciplina.

Tai chi

Es una disciplina china desarrollada a partir de las artes marciales, que involucra una serie continua de movimientos controlados (y generalmente lentos) diseñados para mejorar el bienestar físico y mental.

Un estudio concluye que practicar tai chi durante doce semanas es beneficioso para mejorar los síntomas artríticos y la función física en pacientes con osteoartritis.
Sin embargo, la evidencia actual puede estar limitada por diferentes sesgos; por lo tanto (y como de costumbre), se necesitan estudios mejor diseñados y a mayor escala para confirmar los hallazgos e investigar sus efectos a largo plazo.

El yoga fue más ampliamente estudiado que el tai chi, pero este último ofrecería beneficios similares. Aunque en algunas patologías como la artritis reumatoidea, el yoga sale mejor parado.

Conclusiones

En cuanto al dolor crónico, el ejercicio parece mejorar ligeramente la función física y tiene un efecto variable tanto en la función psicológica como en la calidad de vida.

El alivio del dolor es escaso luego de la práctica de yoga o tai chi, y algunas personas podrían no experimentar ninguna mejoría. Sin embargo, ninguna de las intervenciones físicas y ejercicios causarían daño a los practicantes.

Bibliografía

Physical activity and exercise for chronic pain in adults: an overview of Cochrane Reviews. Geneen LJ, Moore RA, Clarke C, Martin D, Colvin LA, Smith BH. Cochrane Database of Systematic Reviews 2017, Issue 4. Art. No.: CD011279.

The Global Spine Care Initiative: applying evidence‐based guidelines on the non‐invasive management of back and neck pain to low and middle income communities. Roger C, Pierre C. European Spine Journal 2017 https://doi.org/10.1007/s00586-017-5433-8

Noninvasive Nonpharmacological Treatment for Chronic Pain: A Systematic Review. Comparative Effectiveness Review No. 209. Skelly AC, Chou R, et al. (Prepared by the Pacific Northwest Evidence-based Practice Center under Contract No. 290-2015-00009-I.)Agency for Healthcare Research and Quality; June 2018.

The Global Spine Care Initiative: applying evidence-based guidelines on the non-invasive management of back and neck pain to low- and middle-income communities.Chou R, Côté P, Randhawa K, Eur Spine J. 2018 Sep;27(Suppl 6):851-860

The Efficacy of Tai Chi and Yoga in Rheumatoid Arthritis and Spondyloarthropathies: A narrative biomedical review. Rheumatol Int. 2017 Gulseren A, Ozge K

Efficacy of Tai Chi on Pain, Stiffness and Function in Patients with Osteoarthritis: A Meta-Analysis. PLoS ONE 2013 8(4): e61672 Yan J-H, Gu W-J, Sun J, Zhang W-X, Li B-W, Pan L

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s