¿La contaminación puede causar un accidente cerebrovascular (ACV)?

Estudios sugieren que hasta el 30% de los accidentes cerebrovasculares isquémicos podrían deberse a la contaminación del aire que respiramos.

Algunas cifras

Que los accidentes cerebrovasculares isquémicos son uno de principales problemas de salud de este siglo no es ninguna novedad. Se calcula que cerca de 15 millones de personas por año sufren un ACV alrededor del mundo. De estos 6 millones mueren, y otros 5 millones quedan con algún tipo de secuela.

Factores de Riesgo

Habitualmente no hablamos de causas de isquemias cerebrales, sino de factores de riesgo. Es decir, cualquier rasgo, característica o exposición de un individuo que aumente su probabilidad de sufrir una enfermedad o lesión, en este caso un infarto cerebral.

La dieta rica en frutas y vegetales es fundamental para disminuir el riesgo de isquemias cerebrales.

En caso de los accidentes cerebrovasculares isquémicos, el 90 por ciento de los factores de riesgo asociados son modificables. Los más importantes son la presión arterial elevada, alimentación escasa en frutas y verduras, tabaquismo, diabetes, alta ingesta de sodio y, además… la contaminación del aire ambiental y del hogar.

La contaminación del aire

En un estudio de The Lancet Neurology, los investigadores indican que un tercio de las isquemias cerebrales estarían causadas por la contaminación, ya sea la contaminación ambiental de las grandes ciudades, como la contaminación doméstica que puede existir en los hogares.

Un detalle a considerar es que la contaminación del aire es mayor en países en desarrollo. Y es en estos países donde este factor genera mayor riesgo de isquemia cerebral. Tampoco es menor el daño que produce la contaminación doméstica generada por combustibles “poco limpios” para la calefacción o cocinas, según infoma la OMS.

Si bien se sabe que la contaminación del aire daña los pulmones, el corazón y el cerebro, parece que se ha subestimado el alcance de esta amenaza. La contaminación del aire no es solo un problema en las grandes ciudades, sino que es un problema global.

Conclusiones

La contaminación del aire es uno de los factores de riesgo más significativos para el desarrollo de un accidente cerebrovascular isquémico. Su importancia es mayor en países de bajos y medianos ingresos. Debe ser prioridad de estos países tomar medidas tendientes a evitar la exposición de la población a contaminantes medioambientales.

Referencias

Global burden of stroke and risk factors in 188 countries, during 1990–2013: a systematic analysis for the Global Burden of Disease Study 2013. Valery L Feigin, Gregory A Roth, Mohsen Naghavi. Lancet 2016 Oct 15;388(10054):1939-1951. doi: 10.1016/S0140-6736(16)31597-5

www.who.int – Las inversiones para promover el uso de combustibles domésticos más limpios rinden importantes beneficios sanitarios y económicos



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s